Cuando hablamos de “Valor Añadido” hacemos referencia a proporcionarle al cliente una serie de elementos continuados en el tiempo que nos permitan ir más allá del propio servicio solicitado, con el objetivo de conseguir una mayor personalización de las necesidades del cliente.

Uno de los modelos para proporcionar un Valor Añadido consiste en el Plan de Mejora Continua, en el que se trabaja continuamente en el perfeccionamiento del servicio, dirigiéndonos a las necesidades específicas que nos solicita el cliente y que nos marca el mercado, para conseguir llegar a la excelencia en el servicio.

El equipo de trabajo es clave para crecer y buscar fórmulas que ayuden a la mejora del servicio, gracias a su profesionalidad y experiencia en el mercado, que nos demuestra que evoluciona y es dinámico.

Por este motivo, a veces son necesarios los cambios en la manera de trabajar ya que no siempre se debe actuar del mismo modo. La clave del éxito de este plan será tratar a cada cliente como un ente único para ofrecer soluciones customizadas que nos ayuden a avanzar, a crecer […]