jordi-_morales_synergie_car_speaker_1El pasado domingo, Jordi Morales, campeón y subcampeón paralímpico en tenis de mesa a nivel mundial, nos ofreció una interesante conferencia en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat -Barcelona- acerca de los factores que influyen en todo proceso de superación.

Las experiencias y reflexiones que con humildad y sentido del humor compartió con nosotros me conmovieron y su ejemplo se convirtió en una fuente de inspiración para cualquier proceso o tarea, cuyo objetivo implique llegar más allá de lo que mis fuerzas y mi estado de ánimo me permitan.

Quiero compartir con vosotros algunos de los fragmentos que más me fascinaron de su intervención, en la que nos tuvo a todos enganchados por su elocuencia y actitud positiva.

¿Qué creéis que es la superación?

“La Real Academia la define como capacidad para superar obstáculos. Yo creo que es más bien una actitud, la de estar motivado y ser constante. Porque para superarse hay que creer y confiar que puedes hacerlo. Obstáculos, los tenemos todos en nuestro día a día, hay que afrontarlos con la actitud de “darlo todo”. Hay días que no apetece entrenar, pero es justo ese día cuando haces un gran esfuerzo y son esos días los que te dan medallas.”

“Todos tenemos o hemos admirado a algún superhéroe en nuestras vidas -Superman, Spiderman, Batman, Ironman…- Mi mayor héroe fue el Jefe de Pediatría que hace casi 30 años se mantuvo firme en su decisión de operarme, frente a otros cirujanos que me daban pocas semanas de vida. ¡Eso sí que es un héroe!”

“Aunque no os lo creáis, mi discapacidad ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida. En 2016 voy a participar en mis quintos juegos paralímpicos. Sólo dos personas (no paralímpicos) han sido capaces de participar en 5 competiciones olímpicas y yo me siento afortunado por ello.”

“En el mundo del deporte el éxito dura poco, apenas el tiempo que subes al podio y poco más. Al día siguiente tienes que volver a entrenar y empezar desde cero. Y, aunque os parezca extraño, para mí, sólo por la medalla no merece la pena todo el esfuerzo que conlleva conseguirla, tiene que haber detrás otro gran reto por el que quieras superarte.”

“Una de las cosas que me ha enseñado la vida es que las dificultades son en realidad oportunidades. Preguntaos, ¿qué nos da mayor satisfacción, o con qué disfrutamos más, con una experiencia que nos ha costado mucho conseguir o con una que apenas nos ha costado? La intensidad con la que disfrutas de aquello que logras con esfuerzo, supera a lo que consigues sin esforzarte. Por lo tanto, yo considero que los grandes éxitos nos los traen las grandes dificultades, que se convierten en oportunidades.”

jordi-_morales_synergie_car_speaker_2Las experiencias que me han permitido superarme y decir: “Si no me miro al espejo no veo mi discapacidad”

“Cuando acabé el bachillerato, no sabía qué carrera escoger. Cuando me decidí, llegué un día a casa y le solté a mis padres mi voluntad de estudiar INEF (Carrera de ciencias de la actividad física y el deporte). Mis padres me preguntaron con ironía: hijo, ¿es que no había otra carrera más difícil para ti? Hasta entonces, ningún deportista con discapacidad severa había hecho INEF.”


“A un mes y medio del Campeonato de Tenis de Mesa de Croacia tuve que pasar por el quirófano porque no me funcionaba la válvula que ayuda a drenar mi liquido bulbo-cefalorraquídeo. Durante la operación tuve dos coágulos, así que pasé 10 días en los que estuve consciente, pero de los que no recuerdo nada. 5 días antes de irme al campeonato, y con 10 grapas en la cabeza, me dieron el alta indicándome que practicara deporte con cuidado. Durante los partidos sufrí dos ataques de ansiedad, pero aún así conseguimos la medalla de bronce.

El esfuerzo y la superación que tuve que hacer para demostrarme que podía superar la operación y conseguir esa medalla fue enorme, por eso, aquel fue uno de los logros de los que me siento más orgulloso.

La experiencia en Croacia me sirvió para dar mis sucesivos pasos. Como dice Gandhi: “Los sueños parecen al principio imposibles, luego improbables y luego, cuando nos comprometemos, se vuelven inevitables.”


“El verano de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 nos lo pasamos entrenando, apenas vimos a nuestras familias. A 48 horas de competir en los cuartos de final con China (históricamente los mejores del mundo), me entró un ataque de inseguridad y durante unos instantes pensé en hacer la maleta y volver a mi casa. El pánico de enfrentarnos con el país que nunca había perdido en fase de equipos me había poseído. Pero finalmente recapacité, no pensaba irme a casa después de pasarme el verano entrenando día y noche, sin ver a mi familia en dos meses.

Al poco de empezar, ya perdíamos 9 a 1. Entonces el partido entró en una fase muy disputada y poco a poco fuimos remontando. Cuando llegamos a un punto decisivo, en el que tanto podíamos ganar como perder, pensé: ¡ahora o nunca!

Finalmente, terminamos ganando 13 a 11 a los chinos. Esa fue, sin duda, la mejor hazaña que he alcanzado en mi vida y, además, puedo decir con orgullo: “yo eliminé a China”. En aquellas Olimpiadas nos llevamos la medalla de plata, pero para mí esa medalla también tiene grabado a fuego el partido contra China.”


“Actualmente, mi gran reto es conseguir la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Rio. Si me conformase con la medalla de plata o de bronce, estaría dando por hecho que otro será mejor que yo. Cuando visualizamos el reto y lo desglosamos en objetivos más pequeñitos lo hacemos posible y nos permite disfrutar del camino, si pensamos sólo en el punto final, el reto se nos hace una montaña muy grande y nunca llegamos.”

Yolanda García
Coordinadora de Proyectos en HRS Synergie España